Carolina Alcalde, Directora del Colegio Huelén

0
7

Carolina Alcalde, Directora del Colegio Huelén:  “Acá todos deben sentirse siempre muy a gusto” A casi 10 años de haber sido canonizado, todo indica que Josemaría Escrivá de Balaguer sigue vivo y presente. Pero esta vez, no en España ni en la plaza de San Pedro. Está en cada rincón del Colegio Huelén. Y tal como lo dijera el Sumo Pontífice Juan Pablo II, quienes forman parte de dicho establecimiento educacional siguen, día a día, su huella.   Esta entrevista es una gentileza de Revista Ventana Desde la comuna de Vitacura se vive otro aire. Y no precisamente porque se trata de un lugar de la capital ubicado en pleno sector precordillerano. Entre otros establecimientos educacionales, se encuentra el colegio de niñas Huelén. Ahí, bajo el alero de San Josemaría Escrivá de Balaguer, se vive un clima distinto, marcado por la unión, solidaridad, excelencia educativa y compromiso social. “Nuestro ser viajeras, tal como dice el himno del Colegio, nos recuerda que vamos en camino al encuentro de nuestro Padre Dios”, afirma la directora del Colegio Huelén, María Carolina Alcalde Díaz. Miss Carolina -como le llaman las alumnas- lleva 25 años en el Colegio, y desde el 2010 ejerce como máxima autoridad del establecimiento. Es profesora de Historia y Geografía, y en la actualidad busca que sus alumnas, tal como dice el ideario del Colegio, “se desarrollen como mujeres íntegras, en lo humano, en lo espiritual y en lo intelectual, para que puedan así ser un aporte a la sociedad e influir positivamente en todos los ambientes donde les toque vivir”.   El himno del Colegio Huelén señala que el establecimiento les enseña “a ser alegres viajeras”, en una sociedad como la actual, ¿cuesta mucho tener alumnas felices e íntegras en lo que hacen? Como todo lo que tiene valor en esta vida, la felicidad se alcanza como resultado del esfuerzo que se pone en hacer las cosas bien, conociendo cada una sus virtudes, sus dificultades y sabiéndose además hijas queridas de Dios.   ¿Por qué motivo es tan fuerte el trabajo social que ustedes realizan?, considerando el sacrificio y la constancia que implica el ayudar y visitar a un asilo de Ancianos de la Fundación las Rosas, un Hogar de menores de Carabineros, una escuelita en El Salto, y a una familia en Lo Barnechea y Buín. Pensamos que en el Colegio hemos sido todas muy beneficiadas, por lo mucho que hemos recibido, y es por esto que tratamos de inculcar en nuestras alumnas ese amor por el más desvalido. No obstante lo anterior, es mucho más lo que podemos y nos gustaría hacer. Si queremos que nuestras alumnas sean en el futuro un verdadero aporte para la sociedad, es importante que desde ya sean personas abiertas a los demás y que sepan empatizar con las necesidades de aquellos que las rodean y de los que más lo necesitan. Además, de la generosidad se deriva algo a lo que todas aspiramos: la felicidad.   ¿De qué forma el legado de San Josemaría Escrivá de Balaguer se mantiene vivo y presente en cada rincón del Colegio Huelén? Efectivamente, las enseñanzas de San Josemaría están vivas y presentes en el Colegio. Creemos que se nota en el ambiente de familia que se vive aquí y el cariño con que procuramos tratar a todos. También en el empeño por terminar bien el trabajo de cada una y de esa manera ofrecerlo con alegría a Jesús. Se vive en los diferentes lugares del Colegio: en las salas de clases, con un estudio profundo donde se intenta encontrar la verdad; en los patios, donde las alumnas lo pasan bien sin descuidar a ninguna; y en el Oratorio, donde celebramos la Santa Misa todos los días y aprendemos a hacer oración, desarrollando una profunda  relación con el Señor. En general, en el cuidado y valor que se le da a las cosas pequeñas, pero que van haciendo la vida agradable y más fácil. Nuestra ilusión es que todo lo anterior sea percibido por la comunidad educativa y trascienda a toda ella.   ¿Cómo calificaría el rol de colaborador del Colegio Huelén respecto a la educación que la familia le entrega a cada una de sus alumnas? El Colegio Huelén considera que los padres son los primeros y principales educadores de sus hijas, y nosotros somos subsidiarios de ese rol. Ahora bien, debe haber absoluta consistencia entre ambas partes. La experiencia lo demuestra con creces: cuando existe buena comunicación entre las familias y el Colegio, la educación de las hijas tiene más coherencia y profundidad. Al unir los esfuerzos de ambos, estamos en condiciones de ser más efectivos en la formación de cada una de nuestras alumnas, de acuerdo a las particulares características de sus personalidades, talentos y capacidades; ayudándolas así de mejor manera a alcanzar en forma plena aquello a lo que están llamadas. El Colegio colabora con la tarea educativa de los padres, guiándolos y acompañándolos en todo el proceso de crecimiento de sus hijas, transmitiéndoles seguridad y confianza frente a los dilemas que implica plantear en un proyecto personal a cada una.   ¿Cuál es el principal objetivo que tiene en mente poder cumplir durante su mandato como directora del Colegio Huelén? Mi objetivo principal es que nuestras alumnas se desarrollen como mujeres íntegras. Y para lograrlo, contamos con la ayuda y apoyo de todos los estamentos del Colegio, y para los cuales nos hemos propuesto avanzar en los siguientes tres aspectos: Primero, que los papás sepan y se sientan parte fundamental de nuestro proyecto educativo, para lo cual estamos trabajando en ampliar aún más la ya importante participación de ellos en diversas actividades, a la vez de convocarlos a aportar, transmitir inquietudes, necesidades, entre otros. En suma, potenciarlos en su labor de primeros educadores de sus hijas. Segundo, mantener el buen ambiente laboral, formativo y de amistad que se ha forjado entre nuestras profesoras. Continuar  esforzándonos para que el Huelén sea un espacio de crecimiento personal para todas nosotras. Y por último, seguir cultivando en nuestras alumnas ese grato ambiente de convivencia que nos caracteriza y poniendo especial empeño en que, en el Colegio Huelén, todos deben sentirse siempre muy a gusto. Pienso que así todas nuestras alumnas lograrán desarrollar al máximo sus habilidades y capacidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here