El complicado retorno a clases de los liceos municipales

0
14

El 2013 estuvo marcado por el cierre de establecimientos públicos y la fuga de estudiantes hacia la educación particular subvencionada. Ante el inicio de un nuevo año escolar, especialistas y autoridades afirman que los liceos “deben fortalecerse, no desaparecer”. liceos municipalesSegún datos del ministerio de Educación (Mineduc), el sector municipal ha perdido más de 566 mil estudiantes en la última década y reúne un 39 por ciento de los escolares a nivel nacional, mientras que los particulares subvencionados se elevan al 51 por ciento. El año 2013 estuvo marcado por comunidades escolares que denunciaban el cierre de establecimientos, siendo la falta de matrícula el principal obstáculo para costear el valor de su funcionamiento. Si bien hay quienes plantean que la reducción en el número de niños en edad escolar es un factor que incide en la disminución, agentes relacionados al mundo de la enseñanza aseguran que el sistema municipal es el gran responsable de la baja de matrícula, así como de la calidad que entregan estos centros, lo que lleva a los padres a inclinarse por la educación particular subvencionada. Diversos estudios han recabado información sobre la calidad de la educación escolar chilena. Una de las reiteradas conclusiones es que el sistema fomenta la desigualdad desde la base, entregando mayores oportunidades a quienes pueden pagar un colegio, en desmedro de los estudiantes formados en los establecimientos municipales. El director del Observatorio Chileno de Políticas Educativas de la Universidad de Chile (OPECH), Jesús Redondo, insistió en este vicio del modelo educativo, el que segrega a sus alumnos según su nivel socioeconómico. De acuerdo al especialista, el cierre de colegios sólo aumentará estas brechas: los padres deben llevar a sus hijos a otras comunas para optar a enseñanza municipal y asumen gastos de traslado, lo que se evitaría con una  educación adecuada en cada municipio. “En la medida que no hay una oferta pública de calidad en todo el territorio nacional, la única opción que tienen los padres es derivar a sus hijos hacia colegios cuya imagen, a través de la propaganda y la publicidad, dice que son de mejor calidad. Por otra parte, en la medida en que los trasladan a otras comunas y hay una presión de más alumnos de los que caben en los colegios públicos de calidad, empieza a haber una selección. Entonces ocurre que hay una segmentación producida por el efecto del nivel socioeconómico y una segmentación de los propios colegios públicos que pueden seleccionar a sus estudiantes”, explicó. Los liceos Bicentenario también fueron criticados por el experto por segmentar lo que queda de educación pública de calidad. Para Redondo, la solución es una oferta de educación pública repartida de forma descentralizada en cada región. Cerro Navia no es Las Condes Conocido fue el caso de Cerro Navia, donde el alcalde Luis Plaza entregó las llaves de cuatro establecimientos que no podía mantener. Al respecto, la concejala Judith Rodríguez señaló que, pese a la existencia de oferta particular subvencionada, es fundamental mantener los colegios municipales funcionando, por la falta de recursos con la que viven muchos de sus habitantes: “Hay una vulnerabilidad tremenda acá en Cerro Navia. Los colegios municipales acogen a los niños que realmente no tienen recursos, ya que sus padres tienen una inestabilidad laboral tremenda y la prioridad de la familia es la alimentación y la sobrevivencia. Los niños pueden faltar a clases, pero llega la hora de almuerzo y van a almorzar. La realidad de Cerro Navia es diferente a la de Las Condes. Acá los colegios municipales deben fortalecerse, no desaparecer”, enfatizó. La concejala sostuvo que es tiempo de que la educación vuelva a manos del Estado, de lo contrario, los niños más pobres no podrán pagar los colegios particulares subvencionados y caerán en la deserción escolar. En tanto, el vicepresidente de la Asociación Chilena de Municipalidades, Cristian Vittori, señaló que el sistema de financiamiento de la unidad de subvención escolar no alcanza a cubrir los costos básicos de los establecimientos. Además recalcó que existe un desequilibrio entre la educación particular subvencionada y municipal, aunque esta última haga esfuerzos por mejorar. El alcalde de Maipú apuntó a “seducir, atraer, conquistar a nuestras comunidades, por ejemplo, colocando buses de acercamiento, diversificando nuestra oferta educacional, generando programas adicionales a los del currículum normal, mejorando la infraestructura y los espacios recreativos. Hemos generado compromisos bastante profundos con nuestro cuerpo de profesores en materia de capacitación y equipos multidisciplinarios de apoyo a los procesos de aprendizaje. Con todo eso, hay algunos municipios que van perdiendo esta batalla”. Para la autoridad existen sólo dos caminos a seguir este 2014: avanzar en sentar las bases de la reforma al sistema de educación y mientras tanto, como medida paliativa, transformar los aportes variables al sistema de financiamiento municipal en parte de los aportes permanentes, para evitar la migración de alumnos. Fuente: Diario UChile

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here