¿Cómo afectarán las reformas de Bachelet en el bolsillo?

0
5

“Nuestros cálculos sugieren que luego de implementarse la medida de otorgar gratuidad en la educación superior, el nivel de consumo de los hogares de los primeros siete deciles aumentaría en 1.40%”, Credicorp. Credicorp Capital elaboró un estudio en el que analizan el programa de la Presidenta electa Michelle Bachelet. En él se indica que sus iniciativas  consideran una reforma tributaria que puede afectar de distintas maneras los ingresos y los perfiles de gastos de los chilenos. Presidenta electa Michelle Bachelet Foto: UPI En este sentido indican que junto a esto habrá una reforma educacional con varias facetas, dentro de las cuales se encuentra la gratuidad universal de la educación superior. “Al analizar el efecto de esta última medida sobre el gasto de los hogares, nuestros cálculos sugieren que luego de aplicar la reforma el nivel de consumo de los hogares de los primeros siete deciles aumentaría en forma permanente en 1.40%, incrementando el consumo nacional en 0.58%” Además, indican que esta reforma educativa podría disminuir los créditos de educación superior y mejorar el capital humano de Chile, impulsando aún más el consumo de los hogares; “sin embargo, no esperamos que este efecto se materialice hasta varios años después de la plena aplicación” La propuesta presidencial de Educación Superior En el programa de gobierno publicado en octubre se menciona que dentro de los primeros 100 días de gobierno se enviará al Congreso el proyecto de ley de Reforma Educacional. Respecto a la educación superior se postula que en 6 años habrá “gratuidad universal y efectiva”, pero que durante los primeros 4 años tendrán acceso a esta gratuidad el 70% más vulnerable de la población. Como explica la entidad este beneficio podrá ser ejercido en las instituciones que cumplan ciertos requisitos, entre ellos el tener normas sobre acceso de equidad y no permitir el lucro. Además recuerdan que en el programa se postula la creación de una Subsecretaría, una Superintendencia y una Agencia de la Calidad de la Educación Superior. También se realizará un programa para incrementar la equidad en el acceso a la educación superior, otorgando cupos mínimos dedicados a los más vulnerables. Por último, se crearán universidades estatales en las regiones de Aysén y O’Higgins. El gasto de los chilenos en educación superior

“Esta reforma educativa podría disminuir los créditos de educación superior y mejorar el capital humano de Chile” Credicorp Capital

Credicorp explica que de los datos de la VII Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF VII) “podemos obtener los patrones de gastos de los chilenos en educación superior. Esta encuesta, aplicada a hogares de todas las capitales regionales del país, fue realizada a 10.351 viviendas entre noviembre de 2011 y octubre de 2012, siendo la principal fuente de datos para formar la canasta del IPC” “Para nuestro análisis hemos dividido el gasto en educación superior por decil, separados de acuerdo a los ingresos disponibles declarados en la EPF VII. Este gasto considera tanto los pagos de matrículas como mensualidades en universidades del Consejo de Rectores, universidades privadas y otras entidades (institutos profesionales, centros de formación técnica, etc)”, agregan. Es así como se puede observar que el gasto promedio mensual en educación superior de los hogares, el cual alcanza los $38.838 pesos por hogar, aunque variando desde los $7.992 en el primer decil hasta los $108.832 en el décimo. “Si consideramos los porcentajes de gastos dedicados a educación superior, tenemos que las familias gastan en promedio un 4.7% de su presupuesto en este ámbito, desglosados en un 1.5% en universidades del Consejo de Rectores, un 2.2% en universidades privadas y 1.0% en otras instituciones”, indican. A nivel de decil esta distribución presenta grandes variaciones, por ejemplo el séptimo decil es aquel que gasta una mayor parte de su presupuesto en educación superior. Estos números son muy diferentes si en vez de analizar la población total, se estudia sólo aquellos hogares que tienen actualmente alumnos en la educación superior. En el estudio se indica respecto de esto que los últimos 20 años hubo un gran incremento en la cobertura de educación superior, con un nivel de asistencia neta (medida como la razón entre el número de alumnos y alumnas de 18 a 24 años que asisten a educación superior y la población total de 18 a 24 años) de 33.3% a nivel de país, aunque con gran divergencia entre los distintos quintiles.

Credicorp Capital

Al considerar sólo aquellos hogares que realizan gasto en educación superior hay un fuerte incremento en el gasto promedio, que va desde los $127.032 para el primer decil hasta los $311.609 para el décimo decil. Este monto representa una fuerte proporción de los ingresos de los hogares, pero el porcentaje dedicado a este ámbito disminuye a medida que aumentan los ingresos. Para el primer decil la educación superior corresponde a un 29.4% de sus gastos totales, en tanto para el décimo decil este gasto es un 11.1%. Los efectos de la gratuidad en la educación Considerando los niveles de gastos en educación superior, el porcentaje de hogares que financian estos gastos con deuda y la propensión marginal de los hogares a consumir, nuestros cálculos sugieren que luego de implementarse la medida de otorgar gratuidad en la educación superior, el nivel de consumo de los hogares de los primeros siete deciles aumentaría en 1.40% en forma permanente”, agrega el documento. Por otra parte sostienen que este resultado implica que el nivel de consumo del país tendría un aumento permanente de 0.58%.

Credicorp Capital

Este efecto fue calculado utilizando el aumento de ingreso disponible de sólo los siete primeros deciles, dado que son los primeros beneficiados por la medida (dentro de los próximos 4 años) y a que los deciles superiores tendrán un efecto negativo sobre su ingreso por la reforma tributaria, ya que estos últimos serán los que financiarán la reforma educacional. Otro efecto sobre la estructura de gasto de los hogares es que disminuye la deuda por estudios superiores, lo cual representa un monto considerable para los hogares de los deciles más bajos. Este aumento del ingreso disponible no será destinado únicamente al consumo, pues una parte considerable sería utilizado para un mayor ahorro. La gratuidad de la educación superior, junto a la creación de nuevas universidades estatales, generará un aumento en la cobertura de la educación superior dentro de la población del país. Esta mayor cobertura puede provocar una mejora en el capital humano, teniendo un efecto positivo de largo plazo sobre el producto de Chile; aunque este efecto no será perceptible hasta varios años después de aplicar la reforma Fuente: Terra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here