Avances y desafíos en educación escolar

0
16

El ritmo de la mejora en calidad como en equidad no es el que quisiéramos y, por lo tanto, urge implementar las reformas que el país logró consensuar el 2009 en la Ley General de Educación. educacion-secundariaEn el marco de la discusión sobre calidad de la educación en el país, es relevante revisar la evidencia que resulta de la participación de Chile en estudios internacionales de logro educativo desde los años 90. Los estudios internacionales son esfuerzos coordinados de grupos de países e instituciones especialistas para medir la calidad de la educación con un enfoque comparativo. Si bien estos estudios se centran en medir los logros de aprendizaje de los estudiantes, también analizan múltiples factores relacionados, incluyendo el ambiente en que se desenvuelve la escuela, la preparación y las condiciones de trabajo de los docentes, las prioridades de los equipos directivos y la motivación de los estudiantes, entre otros. Todo lo anterior brinda una mirada amplia y compleja de lo que entendemos como calidad de la educación. Los diversos estudios en los que Chile participa muestran resultados consistentes. Una primera mirada resulta muy poco alentadora: al compararnos con los sistemas educativos más efectivos del mundo, quedan en evidencia los enormes desafíos pendientes que enfrenta nuestra educación. Desde el punto de vista de la calidad, los aprendizajes que logran nuestros estudiantes son sustancialmente menores que los de muchos de los países participantes, en su mayoría desarrollados. Respecto de la equidad, todos los estudios muestran brechas de género entre alumnas y alumnos, así como marcadas diferencias según el nivel socioeconómico del estudiante. Pero no todas son malas noticias. Tras sucesivas mediciones, las versiones de los estudios PISA 2009 y TIMSS 2011 dieron cuenta de importantes avances en lectura, matemática y ciencias naturales, y mostraron un positivo dinamismo de nuestro sistema. La última versión de PISA, cuyos resultados fueron reportados por la Agencia de Calidad de la Educación a fines de 2013, mostraron estabilidad y consolidación de las mediciones anteriores. Estos estudios también sirven para demostrar la calidad y confiabilidad de nuestras evaluaciones nacionales. Los resultados de las pruebas Simce 2012, tanto en la educación básica como media, muestran tendencias muy similares a PISA y TIMSS. Investigaciones realizadas por la Agencia de Calidad de la Educación han demostrado la consistencia entre las pruebas nacionales e internacionales. Un reciente informe del Consejo Australiano para la Investigación Educativa afirma que la prueba Simce cumple con los estándares internacionales de este tipo de evaluaciones. Aunque las razones que originan estas mejoras aún deben ser explicadas con mayor profundidad, cabe sacar en limpio algunas conclusiones. Nuestro sistema educativo no es un fracaso: es dinámico, y ha tendido a mejorar sostenidamente en casi 20 años de mediciones internacionales. Sin embargo, el ritmo de la mejora tanto en calidad como en equidad no es el que quisiéramos y, por lo tanto, urge implementar las reformas que el país logró consensuar el 2009 en la Ley General de Educación. En un contexto de incertidumbre, el Sistema de Aseguramiento de la Calidad, junto al trabajo de los establecimientos y el compromiso de padres y estudiantes nos permitirá dar el paso siguiente hacia la calidad y equidad de la educación escolar en Chile. Fuente: La Tercera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here