Proyectos educativos unen a académicos de Chile con expertos de Harvard y Columbia

0
6

Modelos para mejorar el aprendizaje en el aula, medir el impacto de los computadores o ayudar a la integración de ciegos destacan entre 32 iniciativas que comenzarán este año con cuatro universidades líderes a nivel mundial.   Paula Leighton N.

aprendizaje-profundidad“Hay más de 120 investigadores de cuatro de las mejores universidades del mundo interesados en cooperar en proyectos académicos con Chile”, dice entusiasmado Gonzalo Arenas, director del Departamento de Relaciones Internacionales de Conicyt. Así ilustra el interés que despertó entre investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y las universidades de Harvard, Columbia y California en Berkeley la convocatoria a establecer alianzas académicas de excelencia con contrapartes en universidades chilenas.

Tras una selección realizada por cada una de las instituciones estadounidenses, este año se llevarán a cabo 32 proyectos conjuntos en diversas disciplinas (ver recuadro). De ellos, cinco apuntan a la educación.

“Este programa entrega un financiamiento que permitirá a ambas partes establecer intercambios que ojalá vayan convirtiéndose en proyectos de mayor escala que puedan acceder a otras líneas de financiamiento”, explica Arenas. Conicyt aporta los $600 millones para financiar el programa -iniciado en 2011 por la Subsecretaría de Economía- y que este año incluye por primera vez a las universidades de Columbia y UC Berkeley.

Alianzas ganadoras

Tres de los proyectos en educación se realizarán en alianza con la U. de Harvard.

Uno de ellos es el desarrollo de videojuegos educacionales para ciegos, liderado por el neurocientífico de Harvard Lotfi Merabet -experto en adaptación a la pérdida de visión- y por Jaime Sánchez, investigador en informática educativa del Dpto. de Ciencias de la Computación (DCC) de la U. de Chile. Ambos trabajan juntos desde 2004. Mientras el DCC desarrolla los videojuegos basados en sonido y tacto (háptica), Merabet estudia la función cerebral de los jugadores.

En uno de ellos, los jugadores buscan joyas y evaden monstruos en un espacio virtual. Así adquieren las capacidades que les permiten orientarse y desplazarse a sus anchas en el centro de rehabilitación Carroll Center para Ciegos, en Massachusetts.

Con el nuevo proyecto “avanzaremos en el estudio de los procesos cerebrales que una persona ciega desarrolla para lograr transferir al mundo real las habilidades adquiridas interactuando con el videojuego”, dice Sánchez.

En el kínder y prekínder de la Escuela de Dichato aterrizará el proyecto a cargo de Judith Palfrey -especialista en pediatría comunitaria y asesora del plan “Un buen comienzo”- y el doctor Mario Valdivia, psiquiatra infantil de la U. de Concepción. Como parte del programa Recupera Chile, iniciativa impulsada tras el terremoto y maremoto de 2010 en Dichato, Cobquecura y Perales, buscarán sistematizar un modelo de intervención comunitaria que con la participación de parvularias, kinesiólogos, médicos y psicólogos busca mejorar en forma integrada la educación y la salud mental de los niños.

“Si logramos identificar un impacto en el bienestar emocional y el aprendizaje, se puede fundamentar que desde la perspectiva de la educación valen la pena estas intervenciones y el modelo podría replicarse”, destaca el doctor Valdivia.

Las habilidades y desafíos que tienen los escolares para comprender el lenguaje académico necesario para su aprendizaje es el área en que trabajarán Paola Uccelli, de la Escuela de Graduados en Educación de Harvard y Alejandra Meneses, de la Facultad de Educación de la U. Católica. Para ello traducirán al español y validarán un instrumento de evaluación ya desarrollado en inglés por ambas investigadoras y sus equipos.

“Este trabajo nos permitirá saber dónde intervenir para mejorar aprendizajes y habilidades de lectura y escritura”, dice Meneses. Con esto esperan “que los niños enfrenten mejor el aprendizaje en distintas áreas curriculares y se avance en la igualdad”.

De los ocho proyectos seleccionados por la U. de Columbia, dos son educacionales. Cristian Pop-Eleches, académico de la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales (SIPA) y Francisco Gallego, del Instituto de Economía de la U. Católica, evaluarán con niños del programa ‘Yo elijo mi computador’ dos estrategias para que los padres monitoreen el uso que hacen sus hijos del equipo en casa. Con esto esperan reducir el impacto negativo que estudios previos han detectado sobre el aprendizaje de escolares que reciben computadores.

En tanto, Miguel Urquiola, economista y vicedecano de SIPA, y Alejandra Mizala, del Centro de Investigación Avanzada en Educación de la U. de Chile, analizarán el impacto del tamaño de los cursos en la educación básica, media y superior.

 Con proyección

“Este programa le da una visibilidad muy alta a Chile en cuatro universidades ranqueadas dentro de las 10 mejores del mundo”.

Gonzalo Arenas

Director Dpto. Relaciones Internacionales Conicyt

“Acceder a este financiamiento amplía la posibilidad de consolidar líneas de investigación y, como en mi caso, mantener vínculos iniciados al hacer posgrados en el exterior”.

Alejandra Meneses Fac. de Educación PUC

“No solo postularon investigadores con vínculos previos con Chile. Muchos de ellos, de amplia trayectoria, incursionaban por primera vez en colaboraciones con el país”.

Karen Poniachik Directora Columbia Global Centers Latin America

Variedad de disciplinas

Las alianzas académicas que se ejecutarán en 2014 incluyen disciplinas como ingeniería, medicina, planificación urbana y economía. Entre ellos, investigadores de la UC Berkeley junto a la U. del Biobío buscarán agentes anticancerígenos y trabajarán con la U. Austral en viñas sustentables y el desarrollo de energía a partir de olas y mareas. Columbia junto a la U. Diego Portales analizarán los efectos de la jubilación sobre la salud y evaluarán la reconstrucción urbana después del terremoto de 2010, mientras investigadores de Harvard y la U. del Biobío analizarán emprendimientos asociados al desarrollo económico de Cobquecura. El MIT y la U. de Concepción trabajarán con un sistema automatizado de monitoreo para detectar apneas y eventos cardiacos en personas postradas.

Fuente: http://diario.elmercurio.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here