Historias destacadas: Mediciones

0
2

Existen establecimientos que consideran las evaluaciones estandarizadas como un fin y enfocan todos sus esfuerzos en obtener buenos resultados. Sin embargo, hay otros que han desarrollado sus propios índices o mediciones como una manera de complementar o simplemente de tener resultados que ellos puedan manejar. Aquí algunos ejemplos.

“Evaluar las habilidades blandas nos ha permitido mejorar el clima escolar”

Joan Manuel Gatica

Subdirector Colegio Aurora de Chile Sur

Octava Región

Hace dos años, cuando Joan Manuel Gatica llegó al colegio Aurora de Chile Sur en Chiguayante, el establecimiento vivía una profunda crisis: habían tenido cinco directores en cuatro años y la tasa de rotación docente era del orden del 80% anual. Desde entonces han avanzado mucho. “En este corto período de tiempo se ha logrado consolidar una proporción mayoritaria del cuerpo docente, se han definido objetivos institucionales y diseñado e implementado una serie de proyectos en diferentes ámbitos. En particular, una serie de iniciativas conjuntas nos tienen enfocados en el mejoramiento de las habilidades blandas de los alumnos y, por consiguiente, en el progreso de la convivencia escolar”, explica el docente.

Para evaluar los progresos en este sentido diseñaron el Índice de Clima Social Escolar, basado, por un lado, en los resultados de encuestas periódicas a alumnos, apoderados y docentes. Y, por otro, en indicadores objetivos sobre ciertos aspectos específicos, tales como: cantidad de incidentes de violencia o de acoso escolar, número de anotaciones negativas, positivas y suspensiones; entre otros. “Estos datos nos han permitido dimensionar mejor dónde y cuánto necesitamos mejorar. Además, saber qué iniciativas específicas se muestran más efectivas”, comenta el subdirector.

+info: www.colegioauroradechilesur.cl

“La evaluación docente produce cierto miedo en los profesores”

Jaime Concha

Director Académico Colegio La Misión

Región Metropolitana

Como una manera de retroalimentar a los profesores sobre su desempeño docente y así ayudarlos a mejorar, el Colegio La Misión de Calera Tango creó su propia evaluación docente. En ella se definieron cuatro componentes. Primero, la evaluación de uno o dos superiores, que es llevada a cabo por el jefe de departamento y/o Director de Ciclo. Segundo, la autoevaluación del docente. Tercero, la evaluación de docente par, donde se miden entre profesores, pero ésta solo tiene carácter referencial, pues no incide en el resultado final. Por último, se les pide a los propios alumnos que califiquen a los profesores.

Jaime Concha, director académico del establecimiento, comenta que los profesores han reaccionado de diferentes maneras. “En un principio con miedo a despidos producto de la evaluación en general, y con prácticas docentes inmaduras como ponerse de acuerdo en autoevaluarse entre ellos con altos puntajes, para desvirtuar los puntajes finales. Sin embargo, posteriormente, decidimos poner la evaluación docente solo como un referente”.

Gracias a este proceso se han visto progresos en los protocolos de clases, el clima de aula y la interacción alumno-profesor.

+info: www.colegiolamision.cl

Fuente:Grupo Educar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here