¿Colegio mixto o educación diferenciada? Expertos entregan los pro y los contra de ambos sistemas

0
4

Un ambiente más parecido al real y el desarrollo de habilidades sociales, son algunos de los beneficios de los establecimientos de hombres y mujeres, versus la tradición cultural y la metodología docente de aquellos con distinción de género.

NIÑOSA partir de 2015 un emblemático colegio de hombres, como es el San Ignacio Alonso de Ovalle, recibirá a mujeres. De esta forma se convierte en otro establecimiento que decide convertirse en mixto.

Especialistas en el área educativa coinciden en que los establecimientos de hombres y mujeres generan un mejor desarrollo de las habilidades sociales. Así lo expresa Manuel Sepúlveda, investigador de política educativa de Educación 2020, quien asegura que “si uno trata de poner en un primer lugar los objetivos que busca la educación, que habla de integración, lo que uno busca es que la sala de clases hable de la realidad de un país y eso pasa por distintos tipos de cultura, sexo y nivel socioeconómico. Y los colegios mixtos avanzan en esa dirección”.

Jorge Manzi de Mide UC, argumenta que “ha habido una tendencia internacional a la  integración de niños y niñas en el aula, donde la socialización de género se da en un contexto más natural. La segregación no contribuye a las habilidades sociales”, agrega.

En la misma línea, Alejandra Cortázar investigadora del Centro de Políticas Comparadas de Educación de la Universidad Diego Portales, cree que “los colegios mixtos proveen un buen ambiente y se parece más al ambiente en que se mueven niños y niñas en el mundo real, sin embargo, la evidencia muestra que a veces las mujeres se ven beneficiadas en lo académico y en cuanto a expectativas profesionales, estando en colegios separados. No así en el caso de los hombres”, dice.

LA POSIBILIDAD DE ELEGIR  María Paz Arzola, investigadora del Programa Social de Libertad y Desarrollo opina que “está bien que existan colegios, tanto mixtos, como de un sólo sexo, porque así las personas tienen la posibilidad de elegir donde meten a sus hijos a estudiar. Conociendo como funcionan las maneras de trabajo que tienen cada uno”.

En este punto coincide la ministra de Educación, Carolina Schmidt, quien sostiene que “cada sistema tiene sus virtudes y sus características propias y los padres deben tener la posibilidad de elegir el tipo de establecimiento donde educan a sus hijos”, afirma.

“Hay distintos estudios que muestran que hay cambios en la forma de educar en establecimientos donde los niños se educan en la misma sala desde chicos, otros que prefieren establecimientos los primeros años separados, pero que tengan en conjunto ciertas salas o patios donde los niños desarrollen todas sus actividades recreacionales y deportivas en conjunto y tengan ciertos ramos separados”, añade.

La secretaria de Estado continúa detallando que “cada día vemos una sociedad  más integrada y un mayor número de establecimientos que varía hacia establecimientos educacionales donde existen niñas y niños, eso lo hemos visto en instituciones que tradicionalmente eran masculinas (…) eso es muy positivo yestamos viendo un avance del número de establecimientos mixtos”.

LA METODOLOGIA DOCENTE Con respecto a si los colegios mixtos mejoran la calidad de educación de un niño o niña, Arzola se muestra afirma que “son los profesores los que deben hacer un trabajo distinto, una preparación distinta, debe haber un trabajo detrás que facilite que hagan un buen trabajo para que no crean diferencias que hagan que uno se sienta con un trato distinto”.

Para Jorge Manzi el pasar de ser un establecimiento de un solo sexo a mixto “desde el punto de vista académico, representa un desafío importante, porque en este país hay diferencias de logro entre hombres y mujeres”.

“En mucho sentido hay aéreas que son mas de dominio femenino y otras de dominio masculino, como matemática y ciencias”. Por eso, argumenta que es necesaria una preparación de los profesores, en cuanto a “metodología y formación que permita enfrentar desafíos de integración” y así evitar que “un docente pueda perpetuar un estereotipo”, agrega el especialista de Mide UC.

Sobre la posibilidad de que liceos emblemáticos -que hasta hoy son de sólo hombres o mujeres- se conviertan en mixtos, Manuel Sepúlveda argumenta que“todas las transformaciones que se den en ellos, tienen que ser de manera gradual y paulatina. Hay una cosa que tiene que ver con una cultura que no se puede romper de un minuto a otro”.

“Debemos hacer  los cambios cuando la sociedad esté preparada”, coincide en ese aspecto Alejandra Cortázar.

Fuente: La Tercera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here