El compromiso con nosotros mismos

0
8

blogSiempre es más fácil culpar a los demás de las cosas que nosotros no hacemos o de aquellos resultados que no logramos. En el caso de las organizaciones, es usual que el responsable es el jefe, la empresa, las condiciones laborales, el mercado, la economía global y la lista podría ser sin fin. Factores que justifiquen la situación actual y expliquen por qué las cosas siguen igual que antes, es un ejercicio habitual y uno de los más simple de realizar.

Aquellas personas que han intentado de dejar de fumar, o quienes están permanentemente comenzando una nueva dieta para bajar de peso, son ejemplos frecuentes en la vida cotidiana. Frases como “si mi pareja fuera diferente…” “si valoraran mi trabajo…” son algunas que probablemente tú también has dicho en más de una ocasión.

Querer esquivar la responsabilidad de lo que hacemos y aquello que no realizamos para alcanzar nuestras metas, es el camino simple para montar una escena que propicie el auto-engaño, pero sin lugar a dudas, no nos permitirá crecer y lograr aquello que realmente necesitamos, o mejor aún, soñamos para nuestras vidas.

Si cada mañana llegas tarde al trabajo ¿cómo esperas ser el primero en la lista de reconocimientos?; si siempre esperas que tu pareja haga algo por ti para tú hacer algo por ella ¿cuándo crees que comenzarán a cambiar las cosas?, si esperamos sentados a que las cosas pasen y que las condiciones sean las “óptimas” para poder avanzar, entonces muy probablemente nos quedaremos estancados hasta nuevo aviso.

Si no somos conscientes de nuestros compromisos es muy difícil poder cumplirlos de buena manera, y ¿cuál es el principal compromiso que tenemos?, a mi juicio es con nosotros mismos, de ser mejores, crecer, aprender, mejorar y avanzar hacia lo que nos hace felices, sin esperar que sea la corriente la que finalmente me deje en el puerto, sino más bien, encendiendo los motores de la motivación interior, y de forma comprometida siempre llegar a tiempo a la cita con nosotros mismos.

Es cierto que nadie elije donde llegar al mundo, pero todos podemos elegir el mundo que queremos construir a nuestro alrededor y trabajar para lograrlo. La decisión es personal y el compromiso también. No esperes a que los otros vengan a tu puerta para motivarte, porque eso no ocurrirá. Busca aquello que realmente te hace sentido y comprométete con ello, comprométete contigo y avanza… no mañana, o aquel día donde estarán todas las condiciones, avanza hoy, un pequeño paso también vale y siempre hay un momento en que las grandes cosas comenzaron.

Y tú ¿te comprometes contigo mismo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here