Punta Arenas: Denuncias escolares mantienen su concentración en el sistema municipal

0
3

Según los datos de la Superintendencia de Educación, el 56% de los casos se concentra en esta dependencia a nivel regional.

bullyingEl desglose del total de denuncias escolares registradas por la Superintendencia de Educación Escolar y publicadas por este medio el martes 7 de enero, es claro y reafirma la tendencia evidenciada en análisis anteriores, donde la educación municipal aparece como la que mayor índices de denuncias presenta a nivel regional.

Así lo constató el Informe de Denuncias del año 2013 elaborado por la entidad, en el que el 56% de las denuncias corresponde a establecimientos municipalizados, seguido por un 40% correspondiente a colegios particulares subvencionados y dejando apenas un 5% a la educación particular.

Cabe recordar que del total de denuncias anuales más del 32% correspondió a presentaciones por maltrato escolar, demostrando la prevalencia de este problema en los establecimientos y donde sólo el 4,4% fueron por maltrato de adulto a un menor, mientras que un 96% se estableció por maltrato entre alumnos.

De ellas, según los nuevos datos aportados por el director de la dirección regional de la Superintendencia de Educación, Raúl Muñoz, el 33% correspondió a maltrato psicológico entre estudiantes, un 31% a maltrato físico entre estudiantes, un 29% a maltrato psicológico de adulto a estudiante y el resto (7%) dividido equitativamente entre maltrato físico de adulto a estudiante, maltrato de estudiante a profesor y maltrato de apoderado a profesor.

Procedimientos Muñoz explica que, en la mayoría de los casos, las denuncias se realizan cuando el establecimiento no ha sido capaz de dar solución internamente al problema que se presenta, tras lo cual la Superintendencia entra a jugar un rol solicitando los antecedentes del caso para constatar el mérito de la denuncia, tras lo cual se inicia el proceso que, finalmente redunda en una multa o amonestación, dependiendo de la gravedad de la falta cometida.

“La sanción extrema es caducar el reconocimiento oficial para entregar educación, es decir, ellos pueden seguir dando clases pero no son reconocidos los títulos ni las notas, esa es la sanción máxima. No obstante, la falta tiene que ser muy grave”, expone el director.

La gravedad está, principalmente, en que el sostenedor haya reiterado esta falta en el tiempo, explica Cristián Oyarzún, profesional del área de denuncias de la entidad: “Nosotros damos tratamiento a la denuncia, vemos si el procedimiento del colegio se ajusta a la normativa. Por ejemplo, todos los establecimientos deben tener un Reglamento de Convivencia Escolar. Cuando observamos que no hay cumplimiento de esto, nosotros también mediamos para que se pueda llegar a un acuerdo y solución, porque lo ideal no es llegar a judicializar los procedimientos y llegar a las sanciones, sino que los establecimientos aprendan a llegar a acuerdo en la comunidad escolar”.

Manejo en casos graves El problema muchas veces se refleja en la falta de manejo de situaciones complejas como un maltrato, por parte de los establecimientos, lo que, según Muñoz, pasa por llevar a la práctica las indicaciones de la institución respecto a tener un encargado de convivencia escolar y tener definidas las normas y los protocolos en caso de estos eventos.

En palabras de Oyarzún, lo que ha hecho la Superintendencia es informar a los sostenedores y directores de establecimientos cuáles son las acciones preventivas que debe llevar a cabo un colegio para no llegar a estos casos. En ese sentido, hay que hacer una distinción entre situaciones de maltrato como riñas que pueden ser denunciadas y aquellas que son reiterativas, conocidas como hostigamiento o “bullying”. La verdad es que en la región no son tantas las situaciones de hostigamiento, sino más bien casos de conflictos interpersonales entre alumnos.

A juicio de Muñoz, esto demuestra que en un gran porcentaje las comunidades educativas están siendo responsables y trabajando en este aspecto, se ve que cada vez hay mayor compromiso para disminuir estos grados de maltrato escolar en las escuelas. Desde la entidad se asegura que la mayoría de las denuncias por maltrato escolar han pasado el proceso y se han aplicado sanciones a través de amonestaciones y multas que buscan regular el comportamiento del colegio para que no vuelva a caer en falta. No obstante, según los datos aportados por el Ministerio de Educación durante los años 2011 y 2012 en comparación con las cifras actuales, el número de denuncias se ha elevado en más de un 80%.

Según Muñoz, esto ocurre porque hoy día “los padres están más empoderados, están en conocimiento de la función que cumple la superintendencia por lo que ahora se ven más denuncias. Quisiéramos que éstas diminuyeran, pero también los padres deben tener la posibilidad de denunciar y a medida que entiendan nuestra función, vamos a tener más consultas y denuncias”, concluyó.

Fuente: http://www.laprensaaustral.cl/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here