La tarea pendiente de los chilenos con el idioma inglés

0
7

niñosLas escuelas públicas en Chile deben dictar 3 horas obligatorias de inglés a la semana a partir de quinto básico. Así, la enseñanza de este idioma es de carácter opcional de pre kínder a cuarto básico, aun cuando se sabe que en esta etapa el aprendizaje de distintas lenguas se da de forma más natural y fluida.

Según un estudio publicado por EF EPI, de la empresa Education First, Chile ocupa el lugar número 44 del ranking de uso de inglés, ubicando a los chilenos en un segmento donde el nivel de inglés sólo permite, por ejemplo, entregar información básica sobre sí mismos y describir en términos aspectos sencillos del entorno en este idioma.

Esto no es de extrañar, si consideramos que según el currículum definido por el Ministerio de Educación, las escuelas públicas en Chile deben dictar 3 horas obligatorias de inglés a la semana a partir de quinto básico. Así, la enseñanza de este idioma es de carácter opcional de pre kínder a cuarto básico, aun cuando se sabe que en esta etapa el aprendizaje de distintas lenguas se da de forma más natural y fluida.

Si a esta falta de priorización del idioma desde el currículum, sumamos la aislación geográfica de nuestro país respecto de países de habla inglesa, las escasas instancias diarias que nos permitan practicarlo y la inevitable “vergüenza” que sentimos al intentar desenvolvernos en él cuando tenemos la oportunidad de hacerlo, el resultado esperable es un bajísimo nivel de inglés, y una importante inversión de tiempo y dinero para poder corregirlo.

Muchos de los jóvenes educados bajo este sistema son quienes entran a la universidad para convertirse en profesores de inglés, debiendo destinar demasiadas horas académicas para graduarse con un nivel avanzado de manejo del idioma de acuerdo al Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas: aprendizaje, enseñanza, evaluación (MCERL), sin lograrlo del todo. Así, podemos tener profesores con adecuados conocimientos de vocabulario y gramática, pero con serias dificultades en pronunciación, un aspecto clave para un segundo idioma, y que se adquiere de forma progresiva a través de los años.

Pero no todo está perdido. Aun cuando el currículum y nuestra cultura nos empujan hacia esta realidad, como Fundación creemos que poco a poco se puede cambiar el futuro de los niños y niñas de nuestro país.

A través de nuestro proyecto Inglés en el Valle de Elqui, dedicamos 3 horas entre pre kínder y kínder y 5 horas entre primero y octavo básico semanales para la enseñanza del inglés a los niños de las nueve escuelas municipales de Paihuano, dándoles la posibilidad de ampliar sus conocimientos en este idioma, y contar con más herramientas y opciones para su desarrollo profesional. Esto, mediante el apoyo directo a profesores de inglés que trabajan en las escuelas de la zona, y contando además con la colaboración constante de jóvenes nativos de habla inglesa, quienes vienen como voluntarios a trabajar con nuestros niños, exponiéndolos constantemente a un inglés más fluido.

Aún hay mucho por avanzar: es necesaria la obligatoriedad del idioma desde pequeños, y una mayor exposición a instancias que permitan escuchar, practicar y darle sentido al uso del inglés, pero mientras esto no suceda, continuaremos trabajando día a día, aportando para hacer de Chile un país más abierto al aprendizaje formal del inglés.

Fuente: http://www.eldinamo.cl/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here