La tarea por hacer de la estadística una disciplina más allá de las fórmulas

0
10

Jessica Utts dedica parte de su tiempo a enseñar a otros profesores a darle un rostro más humano a la materia. La semana pasada compartió ideas en Chile.   Margherita Cordano

niñosCuando Jessica Utts comenzó a estudiar Estadística, notó que muchas de las personas que comentaban sobre su carrera lo hacían con miedo: habían pasado por un curso difícil en la universidad o asociaban la materia a una serie de fórmulas difíciles de aprender. “Me frustraba, porque sabía que la disciplina era tanto más que eso. De ahí que surgiera la idea de comenzar a mostrar la importancia que tiene en el día a día”, explica la hoy directora del departamento de Estadística de la Universidad de California, Irvine (Estados Unidos).

Desde entonces su misión ha sido convocar a profesores de matemáticas para ayudarlos a darle un rostro más cercano a la materia. Esta semana fue el turno de Chile, donde participó como expositora del seminario “Educación estadística y sociedad: Desafíos para la formación inicial de profesores”, organizado por la Facultad de Matemáticas de la Universidad Católica.

-Busca hacer más amigable la Estadística para los estudiantes. ¿Qué ejemplos entrega para mostrar su relevancia?

“No sé si sucede lo mismo en Chile, pero en Estados Unidos es común que varias veces a la semana se den a conocer estudios cuya base son las estadísticas. En base a eso invito a las personas a ser más escépticos con lo que se les presenta. Por ejemplo, si te dicen que comer yogurt es una forma de bajar tu presión sanguínea… bueno, eso puede no ser necesariamente cierto. Mi propuesta es revisar cuánto tiempo tomó el estudio y cómo se llegó al tipo de deducciones que se hacen. Las estadísticas son más ideas que matemáticas, hay pensamientos cotidianos con los que todos pueden relacionarse.

Otro de los ejemplos que suelo mencionar tiene relación con las pruebas médicas que todos alguna vez nos hacemos. Les digo a los profesores que revisen: si es una enfermedad relativamente rara, muchas veces puede que un resultado positivo no siempre signifique estar contagiado. Si estás en una población cuyas estadísticas muestran ser muy bajas en cuanto a tener algo considerado maligno, entonces la probabilidad de efectivamente tener la enfermedad es poca. Eso es un experimento entretenido de comprobar con los alumnos”.

-Su enfoque es hablar con profesores. ¿Se remite a aquellos que hacen clases en la universidad o también incluye a quienes enseñan en colegios?

“Las estadísticas se están enseñando a modo de curso introductorio hace bastante tiempo en las universidades. Por lo mismo mi enfoque partió tratando de que allí se diera un vuelco a la forma netamente matemática con que se enseña. Mis libros están centrados en cómo hacer que en esta etapa haya más cultura estadística ( statistical literacy ), que tiene que ver con la idea de que los estudiantes puedan leer un estudio estadístico, entenderlo y entretenerse. Es más que solo aplicar una fórmula.

Ahora, algo maravilloso ha pasado en este último tiempo. En Estados Unidos se está tratando de implementar un currículum escolar común para los estados, que le pone mucha importancia al hecho de enseñar estadísticas desde prebásica hasta media. Cuarenta y cinco estados ya han dicho estar interesados, por lo que mi nuevo foco hoy está puesto en eso”.

Un primer paso, comenta Utts, es que las profesoras de niños pequeños introduzcan conceptos como “promedio” o utilicen imágenes de gráficos en sus clases. “Así se considera algo cotidiano que no da miedo”.

Fuente: El Mercurio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here