Liceos técnicos valoran más horas de formación general, pero creen que no resuelve problemas

0
4

Alejandra Muñoz C.

Educación Técnico ProfesionalUn avance, pero aún queda mucho por hacer. Esas fueron las opiniones de representantes de distintas redes de liceos técnicos sobre la propuesta del Ministerio de Educación de aumentar las horas de formación general y de libre disposición en 3° y 4° medio de estos colegios. Ello implica reducir de 26 a 20 las horas semanales destinadas a la formación de especialidades técnicas.

Para el director ejecutivo de la Fundación Belén Educa, Juan Enrique Guarachi, esto es muy positivo, porque los alumnos “se tienen que enfrentar con el mundo, no solo con el área técnica; deben hablar bien, saber matemática. Hoy la empresa reconoce que buena parte del área técnica la pueden formar ellos”.

Para Guarachi, las nuevas horas libres se podrían ocupar en desarrollar “habilidades blandas” como la responsabilidad y en mejorar la enseñanza de lenguaje, matemática e inglés.

Una opinión similar tiene Apolonia Riquelme, directora del Liceo Vicente Pérez Rosales, de la Corporación de Capacitación y Empleo Sofofa. A su juicio, las brechas de sus alumnos respecto de los estudiantes del sector científico-humanista no solo se pueden apreciar en la PSU: “Se notan también en las competencias que los alumnos logran en lenguaje y matemática”. El tener más flexibilidad permitiría fortalecer más aspectos generales de la formación.

Aunque consideró que la propuesta del Mineduc surge de un trabajo serio, el gerente general de SNA Educa, Arsenio Fernández, consideró el cambio del plan de estudios como una “medida parcial”. Ello, por no abordar los problemas generales del sector, como el acceso a la educación superior. En esa línea, el académico Leandro Sepúlveda, de la U. Alberto Hurtado, afirmó que más horas de clases no se traducen directamente en más aprendizajes. El profesional sostuvo que, más que cambiar las horas de clases, es necesario vincular mejor la formación general con la de especialidades.

Fuente: El Mercurio

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here