Mayoría de los jóvenes que tienen 850 puntos por ranking promedia menos de 600 en PSU

0
5

Tanto el vicerrector académico de la UC, Roberto González, como el jefe de Educación Superior del Mineduc coinciden en que esta situación se debería a la baja cantidad de materia que se pasa en los colegios.   A. Muñoz, M. Toro y M. Valencia

mercurioPoco más de 4.400 jóvenes tuvieron no solo el mejor promedio de notas de su generación, sino que también igualaron o superaron a los más destacados de su colegio de los tres años anteriores. Por ello, consiguieron 850 puntos por concepto de ranking de notas de la enseñanza media.

Sin embargo, sus puntajes en la PSU no fueron tan altos como el alcanzado por su desempeño escolar, ya que más de la mitad estuvieron por debajo de los 600 puntos como promedio de los tests de Lenguaje y Matemática.

Según el análisis de datos PSU realizado por la Universidad Católica, el puntaje promedio de Lenguaje y Matemática de este grupo fue de 573 puntos, 32 unidades menos que las obtenidas por el mismo grupo de alumnos en el proceso de admisión 2013.

Este promedio varía según el colegio de egreso y el género del estudiante: quienes salieron de establecimientos privados obtienen 689 puntos en la PSU, mientras que los del sector municipal están en torno a los 520. En tanto, las mujeres que sacaron 850 puntos por concepto de ranking (el 60% del total del grupo) tienen 33 puntos menos que los hombres en la prueba de selección.

Acceso a la universidad

Alrededor de mil de los estudiantes que figuran con máximos por concepto de notas sacaron menos de 475 puntos en la PSU. Si bien esa cifra les permite postular a alguna de las 33 universidades del Sistema Único de Admisión, no podrían acceder a planteles selectivos ni a ayudas estudiantiles del Estado.

¿Por qué se produce esta diferencia? Según el vicerrector académico de la UC, Roberto González, la causa no estaría en que los colegios pongan buenas notas con facilidad -porque ello afectaría al ranking de notas de todos los estudiantes del establecimiento-, sino en que hay instituciones que pasan muy poca de la materia establecida en el currículum escolar.

“En principio, no debiera haber diferencia en la cobertura curricular por tipo de establecimiento, pero en la realidad es así. ¿Por qué sucede esto? Una idea es que los profesores no dominen los contenidos y que no los pasen o que ciertos contenidos no les gusten. Otra opción es que les falte el tiempo para pasarlos”, sostuvo el académico.

En este sentido, planteó la necesidad de que el Ministerio de Educación capacite en manejo curricular a los profesores en ejercicio, principalmente a los 80 mil que trabajan en el sector municipal.

El jefe de Educación Superior del Ministerio de Educación, Alberto Vásquez, coincidió con González en el problema que significa la baja cobertura curricular que hay en algunos establecimientos.

“Esto implica dos alternativas de corrección. Por un lado, que los profesores enseñen las bases curriculares que se exigen y que son con las que se construyen las pruebas; por otro, revisar la prueba. No sacamos nada con que el joven esté en primer o segundo lugar si va a estar perjudicado y la PSU le va a nivelar o disminuir el efecto que logró con el ranking “, dijo.

A su juicio, es necesario avanzar a un “sistema de admisión 2.0”, porque el actual solo funciona para las universidades selectivas, pero no sirve para dos tercios de los estudiantes que no entran a este tipo de planteles.

”No debiera haber diferencia en la cobertura curricular por tipo de establecimiento, pero en la realidad es así. ¿Por qué sucede esto? Una idea es que los profesores no dominen los contenidos”. ROBERTO GONZÁLEZ VICERRECTOR ACADÉMICO UC ”Esto implica dos alternativas de corrección. Una, que los profesores enseñen las bases curriculares que se exigen; la otra, revisar la prueba”. ALBERTO VÁSQUEZ JEFE EDUCACIÓN SUPERIOR MINEDUC

 Sesenta de los cien colegios que más mejoraron son gratuitos y vulnerables

Solo dos años de existencia tiene el colegio Corazones de Jesús, de Lo Espejo . Se instaló en una de las comunas con mayor nivel de vulnerabilidad en Santiago, con la intención de doblarle la mano a un entorno hostil, marcado por altos niveles de pobreza y el asedio constante de redes de narcotráfico que “pueden resultar seductoras para los jóvenes”, según describe la directora, Evelyn Rosales.

El desafío y la motivación para “dar la pelea” fue, justamente, lo que permitió al establecimiento ser el tercero con el mayor salto en el puntaje de la PSU a nivel nacional: subió 171 puntos en sus pruebas de Lenguaje y Matemática respecto al año anterior. Y aunque aún promedian bajo los 500 puntos, la directora está feliz porque una de sus alumnas alcanzó el puntaje para entrar a la carrera de sus sueños.

Según un informe del Ministerio de Educación, 60 de los 100 colegios que más subieron son gratuitos. Además, 35 son municipales y 64 atienen a jóvenes de los niveles económicos más bajos del país. Pese a que aún están lejos de los resultados de los colegios más “top”, con pocos alumnos y ante la adversidad 13 recintos subieron más de 100 puntos y sus niños están un poco más cerca de la universidad.

Lo harán los dos alumnos del Colegio Robinson Crusoe, de Juan Fernández , que saltaron 185 puntos en comparación a sus compañeros del año anterior y ubican así a su colegio como uno de los mejores del país. ¿Cuál es la clave?

Según Evelyn Rosales, del Corazones de Jesús, es clave el trabajo personalizado para no dejar a la deriva a los estudiantes: “Los involucramos en muchas actividades para enfrentar la deserción y enseñarles el valor del trabajo. Por ejemplo, íbamos con ellos a repartir alimento. También los apoyamos, incluso los vamos a buscar a su casa para que no falten si tienen una dificultad”.

Para Alberto Vásquez, jefe de Educación Superior del Mineduc, esta información revela que cuando los colegios se esfuerzan en la enseñanza de sus alumnos puede haber mejoras. Enfatiza, eso sí, que hay una serie de políticas para los establecimientos más desventajados socialmente que están teniendo efecto .

“Lo primero es la Subvención Escolar Preferencial, que ha dado recursos adicionales para apoyar a los estudiantes vulnerables. La nueva Agencia de Calidad de la Educación también comienza a tener sus efectos con las visitas centradas en los establecimientos con peores resultados. Lo tercero es el apoyo y la mejora en la gestión. Mientras más bajo es el nivel económico, más determinante es la gestión y en estos años se ha avanzado mucho en cursos, diplomados y magísteres para los directores, y además mejorar su selección a través del sistema de Alta Dirección Pública”, destaca.

Alzas en grupos bajos y medios

El análisis realizado por el Ministerio de Educación con los datos de la PSU mostró un avance importante en los resultados de los estudiantes de los grupos socioeconómicos bajos y medios.

Mientras el promedio de Lenguaje y Matemática de los egresados pertenecientes a las familias más pobres pasó de 412 a 418 puntos entre 2013 y 2014, en los sectores medios el movimiento de fue 489 a 523 unidades, es decir, un alza de 34 puntos. En el grupo socioeconómico alto, el incremento de puntajes fue de una unidad de un año a otro.

Los datos del Mineduc apuntan además a que los estudiantes del nivel socioeconómico bajo tienen resultados similares si estudian en colegios municipales o particulares subvencionados. En cambio, entre quienes provienen de familias de clase media hay alrededor de 50 puntos de diferencia en favor de los que egresaron de la educación pública.

Por otro lado, los estudios de la UC muestran que solo el 22% de los estudiantes que rindieron la PSU en diciembre cuenta con al menos uno de sus padres con educación universitaria.

Aunque la diferencia entre quienes son primera generación o no en las casas de estudio alcanza los 40 puntos en favor del segundo grupo, en términos de las notas de enseñanza media o del ranking , las cifras se duplican si se miran los resultados de los test.

Colegio Los Andes

En el ranking PSU publicado ayer no figura el Colegio Los Andes de Vitacura debido a que se incluyó en el análisis el resultado de sus 11 alumnos nocturnos (364 puntos). Descontándolos, el promedio del colegio fue 679,90 puntos, lo que lo sitúa en el puesto 10 de la lista.

    Fuente: El Mercurio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here