PINGÜINOS FUERON PREMIADOS POR SUS IDEAS PARA CAMBIAR LA CONSTITUCIÓN

0
3

Reemplazo de parlamentarios y más participación regional fueron las reformas propuestas por los ganadores del concurso “La Constitución que yo quiero”, iniciativa que promovió la educación cívica y la participación política entre los escolares del país.

constituciónFernanda Espinoza pasó a tercero medio en el colegio El Roble de Santo Domingo y no durmió muy bien por los nervios. La razón: fue premiada -en el Ex Congreso Nacional- con el primer lugar, junto a sus compañeros de equipo y su profesor de Historia, en el concurso “La Constitución que yo quiero”, iniciativa que busca acercar a los jóvenes a la educación cívica, mediante el estudio y la simulación de una reformulación de algún artículo de la Carta Magna elegido por los mismos estudiantes.

Tres fueron los colegios ganadores del concurso, donde participaron más de 150 instituciones desde Arica a Coyhaique. Además de El Roble de Santo Domingo, fueron premiados el colegio Andrés Bello de Chiguayante, en enseñanza media, mientras que en la categoría de séptimo y octavo básico el Instituto Obispo Silva Lezaeta de Calama fue el más destacado.

La iniciativa fue organizada por el Núcleo Milenio para el Estudio de la Estatalidad y la Democracia en América Latina, la Biblioteca del Congreso Nacional,  la Facultad de Educación y el Instituto de Ciencia Política de la Universidad Católica.

LA NUEVA CONSTITUCIÓNImagen foto_00000001

Según Fernanda Espinoza, la idea que su equipo desarrolló en el concurso fue la reforma del artículo 51 de la Constitución que determina la forma de reemplazar a los parlamentarios en caso de que estos dejen  su cargo. Actualmente esta sustitución es determinada por el partido político al que pertenece el legislador, medida que a los alumnos del colegio de Santo Domingo parece injustificada.

“Para nosotros este artículo es antidemocrático, por lo que propusimos volver hacia la Constitución de 1925, donde la elección de la sustitución se otorga mediante una elección complementaria, medida que nos parece mucho más democrática”, señaló Fernanda.

Por otra parte, Nahuel Alavia, de 12 años, se paró ante  las cámaras tan seguro como un parlamentario experimentado. Junto a sus compañeros del Instituto Obispo Silva Lezaeta, también planteó la reformulación del artículo 51, y defendieron la importancia de la evolución constitucional.

Imagen foto_00000003“Un pueblo tiene siempre derecho a revisar, reformar y cambiar su Constitución. Una generación no puede imponer sus leyes a las generaciones futuras”, acotó Nahuel, frase que fue reconocida  posteriormente por el senador electo Carlos Montes (PS) quien recalcó la importancia de efectuar modificaciones en la Carta Magna.

La delegación del colegio Andrés Bello de Chiguayante propuso una mayor representatividad y participación regional, mediante la reformulación del artículo 32que le otorga al Presidente la facultad de designar a los intendentes.

“Nosotros creemos que el intendente debe ser elegido democráticamente mediante sufragio, debido a la cercanía que esto generaría entre la intendencia y la ciudadanía”, señalaron.

APLAUSOS DE LOS LEGISLADORES

Las tres propuestas fueron reconocidas por los promotores del concurso, además de los dos parlamentarios que asistieron a la ceremonia Carlos Montes y Cristián Monckeberg (RN).

Este último destacó la importancia de la educación cívica en la juventud, además del liderazgo social- político que promueve este tipo de instancias.

Fuente:http://www.lanacion.cl/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here