Junji entrega consejos para elegir jardín infantil

0
4

Fijarse en el proyecto educativo, que esté empadronado y la calidad del material didáctico son parte de las recomendaciones.

junjiA partir del 2015, todos los niños y niñas tendrán que cursar obligatoriamente el kínder para ingresar a la enseñanza básica. Además, en un futuro próximo, podrán acceder desde los dos años a la educación parvularia de forma gratuita. Estas dos reformas fueron promulgadas ayer por el Presidente Sebastián Piñera.

Las medidas fueron aplaudidas por la vicepresidenta de la Junta de Jardines Infantiles (Junji), Francisca Correa. “La inversión en la infancia es lo más rentable que un país puede hacer en términos educacionales. Por cada dólar invertido en preescolar, hay un retorno de ocho dólares cuando el individuo es adulto”, explica.

Con el nuevo escenario se extiende la cobertura preescolar que hoy partía desde los cuatro años (prekínder).

La misión, ahora, será de los padres para escoger el mejor recinto para sus hijos. La autoridad explica que la elección es relevante, “ya que será el lugar donde los pequeños pasarán varias horas al día, donde puedan encontrar un ambiente motivador, acogedor, que les proporcione las condiciones de seguridad, bienestar, protección y que cuente con personal adecuado para la labor educativa y de cuidado de los niños y niñas”.

Hoy existen más de 16 mil niños en edad de asistir a kínder que no lo hacen (7% del total), lo cual preocupa a la encargada de la Junji, pues explica que, al asistir al jardín, los menores “adquieren habilidades cognitivas, diversión, sociabilizan y potencian su lenguaje y autoestima”.

Todas estas habilidades busca potenciar el Mineduc a través de las reformas constitucionales que se promulgaron ayer. Hoy la cobertura es del 31% en el nivel medio menor (2 años) y del 50% en medio mayor (3 años). En tanto, hacer obligatorio el kínder lo convierte en requisito para promover a un alumno a primero básico. Con ello, se extiende a 13 años la escolaridad en el país.

Las medidas “nos permiten poner el foco en la educación parvularia, que es fundamental para corregir las grandes inequidades que existen en el país y que nacen desde la cuna. La educación temprana nos permitirá avanzar en corregir grandes desigualdades”, explica la ministra de educación, Carolina Schmidt.

Desde 2015

Se espera que en los próximas semanas el Mineduc ingrese al Congreso el proyecto de ejecución de ambas reformas. Mientras la obligatoriedad del kínder comenzaría a regir en 2015, aún debe determinarse la fecha de la implementación del acceso universal a la educación parvularia.

¿Cómo se financiarán? No existen fondos exclusivos para ello, ambas lo harán por medio de la ampliación de la subvención escolar. En el caso del kínder, “ésta se encuentra financiada en el Presupuesto 2014”, explica la ministra.

Para implementar la universalidad en el acceso, Schmidt dice que se debe establecer “una subvención para los cursos inferiores que permita dar cumplimiento” a la Ley General de Educación (LGE).

Fuente: La Tercera 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here